Las puertas seccionales aprovechan al máximo el espacio por lo que constituyen la solución ideal para todos aquellos lugares en los que se disponga de poco espacio para la instalación de la puerta. Son de uso frecuente en  residencias o naves industriales.  Se fabrican con paneles de doble chapa de acero galvanizado lacado en diferentes colores según las necesidades del cliente. Cada chapa tiene 40 mm de espesor y entre ambas se coloca un panel intermedio de poliuretano expandido que sirve de refuerzo.

   Las guías también son de chapa galvanizada y vienen provistas de  gomas perimetrales para garantizar la estanqueidad. La cara interior de este tipo de puertas viene prelacada en blanco y lleva un sistema de protección antidedos en ambos lados. Además, dispone de cerrojo interior y manilla embutida en nailon negro.

   Para la chapa exterior MARSAMATIC le ofrece gran variedad de acabados, lacados y revestimientos. Otros extras que pueden ser añadidos a este tipo de puertas son:

  • Panel imitación de madera.
  • Cerradura.
  • Pintura de cualquier color.
  • Visores dobles.
  • Puerta peatonal.
  • Diferentes modos de elevación de la puerta en función del uso que se le vaya a dar (elevación vertical, con techo pendiente, alta elevación con o sin techo pendiente, elevación normal y/o a través de guía vertical).
  • Automatización.

   Ventajas que ofrecen nuestras puertas seccionales automatizadas:

  • Máxima seguridad:El dispositivo electrónico anti-aplastamiento se regula automáticamente durante la operación de Set-Up. El operador mantiene constantemente al mínimo el umbral de intervención, adecuándose al diferente esfuerzo necesario en todo instante para el desplazamiento de la puerta. La intervención del dispositivo detiene el movimiento de la puerta en apertura y lo invierte en cierre.

  • Control electrónico de la velocidad: Con el objeto de evitar esfuerzos mecánicos a la puerta en fase de inicio del movimiento, un control electrónico aumenta gradualmente la velocidad del operador (Soft Start). La deceleración tanto en fase terminal de apertura como de cierre (Soft Stop) evita dañosas y ruidosas llegadas de la puerta sobre los topes mecánicos.

  • Irreversibilidad anti-forzamientos: La intrusión está garantizada por la irreversibilidad del motorreductor, que evita así la instalación de cierres eléctricos o cerrejos. En caso de corte de la corriente eléctrica, un dispositivo de desbloqueo “biestable” patentado, accionable desde el interior, facilita la operación manual y evita espontáneos e indeseados restablecimientos del automatismo. Con accesorios específicos se puede accionar el desbloqueo desde el exterior, mediante llave personalizada o utilizando la manilla existente en la puerta.